Antequera, directa a tu corazón

En el centro de Andalucía se encuentra Antequera, la ciudad de las iglesias blancas y gongorinas como diría Gerardo Diego, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en julio de 2016, gracias al “Sitio de los Dólmenes”, conformado por el Paraje Natural de El Torcal, los Dólmenes de Menga, Viera y El Romeral y la Peña de los Enamorados. La ciudad se encuentra en el regazo de la famosa Sierra del Torcal y ante la atenta mirada del perfil que forma la Peña de Los enamorados, así como junto a su amplia vega. Antequera en sí es un monumento que la historia ha ido construyendo delicadamente.

Está solo a 47 kms. de La Costa del Sol y alberga una población de más de 44.000 habitantes. El turista comenzará su visita a este enclave por el centro museístico, que se ubica en el monumental Palacio de Nájera. En su interior nos aguarda un viaje en el tiempo difícil de olvidar, siendo de especial importancia la imponente tumba romana de Acilia y la enigmática y plástica escultura de Efebo.

Desde aquí podremos ir caminando hacia la parte alta del entramado urbano donde nos iluminará la fachada de la Colegiata de Santa María, el primer edifico renacentista de Andalucía. En su interior se verá la majestuosidad de sus naves. Junto a ella la Alcazaba, importante plaza en la Reconquista. Pero los recursos monumentales no acaban aquí: la Iglesia del Carmen, la coqueta plaza de toros con su museo taurino, etc. serán también visitas que no podrán faltar en nuestro cuaderno de viajes.

Otra cita con la historia es el conjunto dolménico de Antequera, considerado el mejor de España y cuyo principal exponente es el dolmen de Menga, verdadero hito del megalitismo peninsular. Cerca de la ciudad hallamos El Torcal, paraje natural de extraordinaria belleza donde podremos contemplar las imágenes insólitas que la erosión del agua ha labrado en la roca caliza.

La gastronomía antequerana nos ofrece el conocido mollete de Antequera, la porra y un exquisito dulce, el bienmesabe.

La fundación de Antequera va ligada a la aparición del municipio romano de Antikaria, donde existió el único Colegio de Pontífices de los Césares que hubo en España. Los restos de civilizaciones anteriores se hallan en la arqueología prehistórica y se manifiestan en poblados cuya datación oscila entre 2.000 y 2.500 años a.d.C., aunque otras opiniones los datan en unos 4.000 años. Los principales testigos de esta época son los dólmenes de Menga, Viera, Romeral y Alcaide, los tres primeros próximos a la ciudad y fácilmente visitables y el último cercano a Villanueva de Algaidas considerados el mejor conjunto dolménico de España y cuyo principal exponente es el dólmen de Menga verdadero hito del megalitismo peninsular.

El vacío de datos entre los grandes complejos de la prehistoria y el gran legado romano, no es indicativo para ignorar posibles asentamientos de íberos, tartesios, fenicios y cartagineses. Los primeros de presencia hipotética, los cartagineses, queda patente en barros y sepulcros hallados en Cerro León, del término de Antequera, que sería la Osqua que en dicho enclave existió y que fue teatro de una batalla entre Asdrúbal y las legiones romanas. No se nos puede olvidar el Efebo de Antequera, escultura significativa de la ciudad.

A partir de la conquista de Granada en 1492, la ciudad comienza a transformarse y realizar su expansión fuera de las murallas, aumentando su población en muy poco tiempo hasta alcanzar los 15.000 habitantes al calor de sus fértiles tierras y a la ausencia de enemigos.

Pero será durante los siglos XVI y XVII cuando la ciudad realiza el mayor crecimiento demográfico, llegando a ser una de las ciudades comerciales más importantes de Andalucía debido principalmente a su ubicación como encrucijada de dos de las principales rutas comerciales: Sevilla-Granada y Málaga-Córdoba.

El siglo XIX se caracterizará por la pérdida de población debido a las epidemias y la entrada en escena de una burguesía que buscará en el sector textil y lanero, alternativas a la agricultura y a los oficios en decadencia. El desembarco de la era industrial en la ciudad, hace que sus productos puedan ser comercializados en toda España, siendo muy famosas y valoradas las mantas Antequeranas. Pero poco después, esta misma expansión industrial le estallará en las manos a la ciudad, y a partir de la inauguración del primer ferrocarril Barcelona-Mataró, Antequera irá perdiendo mercando en favor del textil Catalán, hasta desaparecer por completo. En la actualidad la ciudad goza de una gran expansión industrial y de servicios, así como de un moderno sector agrícola.

Experiencias



Recursos Tu historia


Galería de Imágenes

Punto de información

Dirección:
Arco de los Gigantes (Recinto monumental de la Alcazaba y Real Colegiata de Sta. María La Mayor)
Localidad:
Antequera
( Málaga )
Código Postal:
29200
Teléfono:
951700737
E-mail:
[email protected]
Horario:
Invierno (1 de octubre al 28 de febrero): 10,30h a 17,30h

Primavera (1 marzo al 31 de mayo): 10,30 h a 14,00 h; 16,30h a 19,00 h.

Verano (1 de junio al 30 de septiembre): 10,30h a 14,00h; 18,00h a 20,30h

Entidades y servicios del municipio

Ayuntamiento de Antequera
C/ Infante Don Fernando, 70
952708100 / 952703750

Oficina Municipal de Turismo de Antequera
Plaza de San Sebastián, 7
952702505
[email protected]

Taxis
952845530

Guardia Civil
952840106

Policía Local
952708103

Urgencias médicas
951061150

Estación de autobuses
Paseo García del Olmo s/n
952841365